Santander

Ana González

Subdirectora General de Barymont

SI TÚ NO PIDES Y ME DAS YO TE TENGO QUE DAR MAS

Cargo: Subdirectora General de Barymont.

¿En qué consiste tu trabajo?

Tenemos muchos proyectos y hay que tener siempre mucha previsión. Al ser una empresa que factura millones de euros y que cambia constantemente, eso económicamente lo tienes que tener estimado porque de lo contrario los proyectos no se cumplen y el fin es concretar todo lo que se propone.

¿Qué es lo que más valoras en Barymont?

Que es es una empresa con alma. Dedicada a una labor que llamamos “La Cruzada”, conseguir que la gente pueda alcanzar su independencia financiera.

Un valor que yo resaltó es la honestidad, El perseguir siempre el beneficio del cliente por encima del de la empresa. Barymont no busca beneficio para repartir entre sus accionistas, lo que quiere es tener personas trabajando, personas contentas y que el beneficio sea repartido entre ellas.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Que no es un trabajo rutinario porque la empresa cambia, cada proyecto te ilusiona, le ves el sentido. Puedes ayudar a los demás, aportar con tu trabajo y ver como las personas lo agradecen. Sientes que son tu familia y que forman parte de ti. No es un trabajo convencional, para nada.

Siempre estamos pensando en ir más allá, somos una empresa que cambia constantemente

Viajes

Estuvimos en un crucero por el Mediterráneo, viajar con gente a la que admiras, te llevas fenomenal, es muy gratificante, una maravilla. También estuve en China con mi hija quería que viera lo que yo le cuento sobre Barymont ella pensaba que iba a hacer un viaje conmigo pero lo hicimos todos juntos.

El valor que más destaco en Barymont es perseguir el beneficio del cliente por encima de los intereses de la empresa

¿Cómo es el trato con los trabajadores en Barymont?

Para mi pertenecer a Barymont no es un trabajo, forma parte de mi vida. Tenemos la suerte de tener líderes que no nos aprietan ni nos exigen. No hay una relación laboral normal, es diferente. Nunca jamás diría nada malo de Barymont. Lo primero es la persona, el trabajador, el asociado… Cuando alguien se incorpora les digo la suerte que han tenido de haber llegado aquí. Damos porque recibimos muchísimo.

Si tu no pides y me das yo te tengo que darte más.

Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Deseo recibir más información